GUIA DE CUIDADOS DE SUS CARTUCHOS

NO AGITE

ya que al hacerlo se expande las partículas, existiendo fuga ya que por su tamaño encontraran una ranura, es lo peor que podemos hacer, el tóner
no es una fuente de contaminación, pero si es muy sucio, y una pequeña fuga es aparatosa, ensuciando las partes electrónicas.

Guarde en un lugar seguro

no a temperaturas elevadas, evite caídas que fácilmente podrían estropear la calibración, además de guardarlos cerrados y así identificar los llenos de los vacíos. Recuerde que los cartuchos al final de su vida estarán manchando o
presentando una pequeña fuga de tóner. Guarde en diferentes lugares los vacíos de los llenos.

NO TOQUE
LAS PARTES METÁLICAS
NI EL CHIP

 

que conducen carga eléctrica, estas deben estar completamente limpias, el cuerpo humano fácilmente daña el chip que debe tener un valor (ohm)  inalterables, cuando se aumenta la carga su valor cambia saliendo del rango produciéndole una herida de muerte. El cuerpo humano se carga normalmente en condiciones normales entre 2000 3500 volts, los componentes electrónicos son sensibles a 200 – 300 volts, los chips están cubiertos por oxido ferroso que son un punto de atracción para que las
personas o campos electrostáticos se descarguen sobre las tarjetas o circuitos dañando sin verlo, oirlo ni sentirlo.

NO EXPONGA A
LUZ SOLAR Y DE LÁMPARA

el cilindro (fotosensible), este cilindro fotoconductor está protegido por capas: 1era aislante, 2da reactiva a la luz, 3era protectora. Todos los cilindros son sensibles a la luz. El DRUM es la pieza critica de más valor y desgaste.

MUEVA DE UN LADO A OTRO CON SUAVIDAD

para diseminar la carga en toda su cavidad, debe estar extendida  uniformemente en todos los cilindros que trabajan en unidad. Debido a su trasportación es común que el tóner se apelmace en un costado. Solo con pequeños golpes busque por su posición del cartucho que se extienda hacia el cilindro.